Adiestramiento de perros

Escuela canina KontrolCan

 

En el Adiestramiento de perros, es mucho más fácil adiestrar a un cachorro que a un perro adulto, por lo cual aconsejamos empezar cuanto antes con tu mascota.

El adiestramiento canino cognitivo-emocional es un conjunto de desarrollos teóricos y protocolos de trabajo del adiestrador canino español Carlos Alfonso López García. El método busca el aprendizaje y ejecución de destrezas en el perro de acuerdo con las siguientes premisas:

  • Los perros aprenden y generan conductas mediante una amplia gama de procesos. Centrar las técnicas de trabajo en un subconjunto de éstos es limitar las capacidades del perro y los resultados del adiestramiento.
  • Diferenciar y manejar según el momento los procesos de aprendizaje de nuevas conductas, la gestión de la emoción y de la motivación, así como los procesos de mantenimiento de conductas ya conocidas, con modelado de pautas epigenéticas y procesos de aprendizaje experto.
  • El perro es capaz de generar conducta mediante motores individuales (también llamados egoístas), que le aportan un beneficio directo como puedan ser los procesos de condicionamiento o los de solución de problemas, pero también pueden motorizar conductas por motivaciones sociales como puedan ser el afecto o la adopción de estrategias de equipo, que además del individual consiguen un beneficio para el grupo social y mejoran la integración armónica del individuo dentro de dicho grupo social, lo que debe ser aprovechado por un trabajo que busque aunar educación y adiestramiento.

Ref.

En las últimas décadas nuestras vidas han ido mutando en muchos aspectos, desde las comunicaciones y la tecnología que se ha inmiscuido en nuestro día a día, hasta la forma de alimentarnos. Algunos pequeños cambios por allí, otras revoluciones totales por acá; la vida social, familiar y personal y nuestra relación con el entorno han sufrido cambios importantes. Por supuesto, la vida de los perros no podía ser menos y también se ha visto modificada con las nuevas industrias y la globalización.

 

Mientras que en la época de nuestros abuelos era común tener perros en el fondo de la casa, muchas veces atados con cadenas a la cucha, o varios perros “adoptados” que andaban por el hogar, comiendo las sobras y callejeando sin demasiados cuidados, hoy en día ésta es una realidad que se ve cada vez menos. En la mayoría de los casos, los perros han pasado a convertirse en integrantes de la familia, mimados y cuidados a veces hasta la exageración. Comparten con nosotros el sillón, comen alimentos balanceados de marcas reconocidas, y tienen locales dedicados solo a ellos, donde los estantes se ven repletos de sofisticados juguetes, rascadores, snacks, ropa y casitas.

 

Desde que los perros pasan más tiempo dentro del hogar, la convivencia con mascotas se ha puesto en la mira. Los dueños quieren que el perro se comporte, acate las órdenes, tengan buenos hábitos de conductas higiénicas. Y acá es donde entra en acción el adiestramiento canino y la educación canina, tan requerido en momentos en que buscar la paz entre las cuatro paredes es la meta principal.

 

Claro que el adiestramiento canino y la educación canina no son nuevos, para nada. Sin embargo, desde que los perros han pasado a ocupar un lugar tan preponderante en nuestras vidas, los adiestradores caninos también han asumido un papel relevante para los perros y sus propietarios.

 

Mientras que muchas veces se busca que el profesional llegue a la casa y haga milagros resolviendo graves problemas de conducta canina, en otras oportunidades solo se lo contrata para tener un buen vínculo con el perro, llevar adelante una sociabilización con perros, aprender cómo se realiza el juego con el perro, realizar la enseñanza de tareas específicas o resolver un problema puntual. Otros dueños, para hacer más amena la convivencia desde el inicio, prefieren comenzar temprano con la educación de cachorros, algo ideal, ya que el perro de pequeño absorbe mucho más, por lo que la educación de los cachorros es más sencilla que lidiar con perros adultos con problemas de conducta canina.

Mientras otros sistemas de adiestramiento canino conciben al perro como un ser que solo emite respuestas ante estímulos, sin tener en cuenta los estados emocionales asociados al aprendizaje, en Kontrolcan usamos el adiestramiento cognitivo emocional.

 

El adiestramiento canino cognitivo emocional es el método de adiestramiento moderno, que basa sus procesos de enseñanza en reconocer al perro como un ser vivo con emociones y con capacidad de pensamiento.

 

El adiestramiento que tiene en cuenta las emociones y la cognición canina forma perros que hacen lo que entienden y entienden lo que hacen, lo contrario a los perros robotizados que son producto de los sistemas tradicionales de adiestramiento.

 

El adiestramiento canino cognitivo emocional mejora notablemente la relación entre perro y dueño, sin sacrificar la adecuada estructura jerárquica que todo perro debe reconocer y respetar dentro de su familia

Para el adiestramiento canino zona oeste, pero también para otras partes del Gran Buenos Aires y Capital Federal, Kontrolcan está a la orden ofreciendo una amplia gama de servicios. En Kontrolcan nos dedicamos a resolver problemas de conducta canina que se puedan presentar no solo en los cachorros, sino también en los perros adultos; pero además realizamos una educación canina intensiva.

 

El adiestramiento canino cognitivo emocional cree que otras formas de educación canina tienden a limitar las capacidades del perro y, por consecuencia, el resultado de la misma. Con la premisa de que el perro es capaz de aprender y de generar conducta a través de varios procesos, presenta una amplia variedad de métodos para trabajar con el perro y sus dueños.

 

En la escuela canina canina Kontrolcan, este tipo de adiestramiento tiene muy en cuenta las emociones y la motivación de cada individuo, diferenciando y manejando los procesos de aprendizaje de las nuevas conductas que se quieran inculcar en el perro según el momento. Así como también diferencian y manejan el proceso que se realiza para mantener las conductas ya aprendidas.

 

En Kontrolcan nos dedicamos a impartir adiestramiento canino cognitivo emocional partiendo  de la base de que los perros tienen la capacidad de crear conductas mediante motores individuales (usualmente conocidos como “egoístas”), que aportan un beneficio directo, como es el caso de los procesos de condicionamiento o los de solución de problemas. Estos también pueden poner en marcha conductas por el afecto, por ejemplo, o por la adopción de estrategias de equipo. En estos casos el beneficio no es solo individual, sino que todo el grupo social se ve beneficiado, mejorando la integración el individuo en este grupo. Este es un punto importante, ya que puede ser aprovechado para realizar un trabajo que pueda unir adiestramiento canino con educación canina, para dejar contentos tanto al perro como a sus dueños conviviendo bajo el mismo techo.

adiestramiento canino zona oeste
adiestrador canino
adiestramiento canino zona oeste