Alimentos prohibidos para perros.

¿Ir con tu mascota de paseo a Starbucks y ordenarle un café para llevar? ¿Brindar con ella a fin de año con una copa de sidra? ¿Premiarla con una barra de chocolate si no te rompe ese divino zapato de tacón que te compraste la semana pasada? ¡Ni se te ocurra!

Ok, los ejemplos del párrafo anterior parecen una locura y seguro te estarás preguntando “¿quién puede darle de comer todo eso a su mascota?”, pero sí, a veces sucede. Y es que muchos dueños de perros no saben que aunque algunos cánidos parezcan resistentes a todo, en realidad existen muchos alimentos prohibidos que hay que mantener alejados de su dieta diaria, porque pueden hacerlos sentirse mal, enfermar gravemente o, incluso, causarles la muerte. Sí, con esa seriedad hay que tomarse este artículo.

Ahora parece ser que esta de moda ser vegetariano y algunas personas creen que si ellos no consumen carnes, ¿por qué habría que obligar a sus mascotas a hacerlo? Los defensores a ultranza de la comida natural para perros seguro no tendrán problemas en hacerles un plato vegetariano, pero deben tener en cuenta que la ingesta de frutas y verduras debe ser moderada y en su plato no puede haber CEBOLLA, ¡nada de cebolla!, porque es sumamente tóxica para los perros, al igual que el AJO, que sería preferible que no lo consuman. ¿De postre? La mayoría de las frutas van bien, pero descartemos las UVAS porque son pésimas para sus riñones.

¿Carne? Claro, a los perros les encanta todo tipo de carnes, aunque mejor dejemos de lado las salsas y otros condimentos que solemos usar para cocinarlas. Si vamos a darles carne, mejor cortarla con anticipación y separarla de nuestra preparación gourmet. Y ojo con los HUESOS. Sí, pasado carnívoro y salvaje y bla bla bla, pero los huesos, pese a lo que nos quieren hacer creer los dibujos animados, pueden resultar peligrosos, en especial los huesos de pollo. Lo mismo sucede con los huesos chicos y con los que ya están cocidos, porque suelen astillarse fácilmente. Si le vas a dar un hueso al perro para que coma, limpie su dentadura y juegue, mejor que esté crudo y que sea de tamaño considerable.

¿Qué otros productos de consumo diario para los humanos pueden ser dañinos para tu mascota? Los EMBUTIDOS como el jamón, por ejemplo, por la cantidad de sal que se usa en el proceso de fabricación. Algo similar sucede con la LECHE. Una vez que están destetados, los cachorros no necesitan consumir más lácteos y mucho menos los que no proceden de sus mamás. Evitémosles diarreas y vómitos a los pobres pichichos.

Y sí, es común querer premiar a nuestro cachorro de alguna manera dándole algo que le guste, pero mejor conseguirle algún snack para perros en el pet shop a darle una galletita dulce, mucho menos una de chocolate. El CHOCOLATE es malísimo (muy muy muy malo) para el organismo de nuestras mascotas y encabeza la lista de alimentos prohibidos para perros, junto con el ALCOHOL y el CAFÉ siguiéndole muy de cerca. Una triada que debemos recordar que tiene estar lejos de la alimentación de nuestros perros.