Primeros auxilios para perros heridos

primeros auxilios para perros

Primeros auxilios para perros heridos

by Marcelo Viñales |23/05/2017 | Novedades

Cualquiera que haya tenido mascotas sabe muy bien que los animales se lastiman fácilmente. Vamos, si nos pasa a los seres humanos todo el tiempo, que solemos caernos, golpearnos o cortarnos mientras cocinamos, es fácil imaginar que un perro o un gato que andan siempre saltando, jugando con otros animales o investigando por ahí son más proclives a terminar heridos de una u otra manera.

También si ya has tenido mascotas antes, te podrás reconocer como un dueño que sabe cómo reaccionar ante un imprevisto de este estilo, procediendo con celeridad; o como el típico dueño que no sabe qué hacer y se desespera cuando nota que a su perrito le pasa algo; o como el tipo de dueño que se desmaya en cuanto ve sangre sin poder hacer demasiado.

Seas el tipo de dueño que seas, la recomendación en general cuando se trata de un perro lastimado es siempre mantener la calma, porque de otra manera el animal notaría nuestro estado, y es mejor trasmitirle tranquilidad. Con los animales a veces no es fácil determinar la gravedad de una herida y menos si no pudimos ver el momento exacto en que se la hicieron o con qué elemento se cortaron, por eso tratar de examinarlo es lo primero que debemos hacer.

En los tiempos que corren tener el número de teléfono de la veterinaria agendado en nuestro celular debería ser prioritario, pero los imanes con los datos del consultorio pegados en la heladera van muy bien en momentos de desesperación, cuando tenemos que proceder ante un caso de emergencia. La consulta con el profesional veterinario es importantísima, porque quizás telefónicamente nos puede ayudar guiándonos a solucionar el asunto si no presenta gravedad.

Por eso, si logramos examinar la herida del perro será todo mucho más fácil. Lo primero es tratar de cortar la sangre. Si la herida no es muy profunda ni sangra en demasía, podremos tratarlo en el hogar con un simple primer auxilio. En caso de que presente una hemorragia, intentaremos detener la sangre colocando una toalla sobre el corte y de ahí sin escalas a la veterinaria con urgencia.

Para los casos en que nuestro animal se corte una almohadilla o presente otro tipo de herida en que la sangre frena fácilmente, debemos tratar de examinar el lugar del corte (sí, sí, no siempre es fácil; algunos animales no se dejan, otros tienen pelo muy largo y eso complica un poco el proceder), extraer cualquier material que pueda haber quedado en la zona (vidrios, metales, astillas de madera) y luego lavar con agua oxigenada, que ayuda no solo a limpiar sino a cortar la sangre. Eso sí, conviene disponer de gasas, porque el algodón tiende a quedar pegado.

Un antiséptico luego, para evitar infecciones. Además, en general, estos productos ayudan también a cicatrizar la herida. Claro que cuando tenemos una mascota en el hogar conviene siempre tener un botiquín de primeros auxilios a mano, pero un botiquín especial para el animal, ya que no siempre los productos para humanos son buenos para ellos. Los pet shops están llenos de productos veterinarios de primeros auxilios que pueden ayudar ante un imprevisto, como antisépticos especiales que vienen con gusto amargo, lo que evita que el perro se lama demasiado la herida; o incluso pomadas para golpes, cremas cicatrizantes y otros elementos fundamentales para tener en caso de urgencia. Claro que todo esto no reemplaza la consulta en la veterinaria y una revisión integral de nuestro perro nunca está de más, en especial para quedarnos tranquilos de que la herida evoluciona a la perfección.